Unidos Podemos

Brandig y comunicación gráfica para las Elecciones Generales del 26J de 2016.

La imagen de marca del grupo confederal Unidos Podemos (no confundir con el logotipo de un partido político), se pensó con la idea de dar visibilidad a todas las fuerzas de la confluencia: En Marea, En Común Podem, Podemos, Izquierda Unida y Equo, en las Elecciones Generales del 26J.

Un reto nada fácil, con muchos interlocutores, diferentes propuestas y con un timing de infarto.

El primer reto con el que nos encontramos fue el propio nombre (Unidos). Cómo hacer para que el nombre fuera también femenino y todas y todos estuviéramos representados. La alternativa no pasaba por poner una “@” o poner “unidos y unidas” (esto último hubiera complicado mucho no sólo su lectura, sino también la implementación de la marca en todos los materiales que había que producir, también en un tiempo récord).

Por otra parte queríamos que la imagen fuera “universal”, esto es, fácilmente entendible por todos y todas. Llegar a las personas mayores, al mundo rural o a ciertas personas poco acostumbradas a la semiótica visual actual, nos hizo alejarnos de la idea de desarrollar un imagotipo más sofisticado o más abstracto.

El isotipo del corazón, no sólo es un símbolo universal fácilmente identificable, también resuelve la disyuntiva entre masculino/femenino y además refleja la idea de unión entre las diferentes agrupaciones políticas.

El símbolo del corazón sería el isotipo principal de la marca Unidos Podemos, aunque éste iría cambiando durante las siguientes semanas, dependiendo de las ideas a transmitir en cada hito (igualdad, energía, educación, salud, vivienda, economía, mundo rural, etc…), haciendo que el imagotipo fuera más orgánico y que sirviera como significante de todas las propuestas desarrolladas en el programa electoral. Esta idea finalmente hubo de ser descartada por falta de tiempo.